El Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental y Social –EIAS- de Jaguar Energy, se realizó de acuerdo a los requerimientos de la legislación guatemalteca, la Organización Mundial de la Salud y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial.

El registro y evaluación constante de nuestras emisiones nos permite implementar las mejores prácticas de eficiencia en el uso de los combustibles en nuestras operaciones. Esto nos hace más competitivos a la vez que cumplimos con los estándares ambientales mundiales de calidad de las emisiones. A continuación le presentamos los volúmenes de emisiones CO2 correspondientes a los años 2015 y 2016:

Toneladas métricas de CO 2015                                                  294,484

Toneladas métricas de CO2 2016                                                562,248

Toneladas métricas de CO2 por MW 2015                                        1.16

Toneladas métricas de CO2 por MW 2016                                       1.04

El EIAS incluye programas continuos de monitoreo para verificar el desempeño ambiental durante toda la vida del proyecto.  Además, se realizan auditorías periódicas para asegurar el cumplimiento de exigentes estándares ambientales a los que se encuentra sujeta la operación.

Jaguar Energy cuenta con un programa de compensación por emisiones y que consiste en un programa de reforestación con especies nativas.  Dicho programa se lleva a cabo actualmente en terrenos propiedad de la empresa y se han sembrado miles de árboles de especies como ceiba, matilisguate, palo blanco, caoba, cedro, conacaste, hormigo, ramón y otros.

Este esfuerzo incluye además un centro de rescate de especies amenazadas como la dalbergia retusa (rosul) y swietenia humilis (caoba del Pacífico). En breve iniciaremos la reforestación de áreas adicionales y la siembra de miles de árboles de las mismas especies a manera de preservar la biodiversidad de la zona.

Nuestro programa de reforestación cuenta con el aval de prestigiosas instituciones de conservación del medio ambiente como la Asociación Rescate y Conservación de Vida Silvestre –ARCAS- el Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP- el Instituto Nacional de Bosques –INAB- y el acompañamiento de instituciones como el Jardín Botánico de Guatemala. 

Este mismo programa nos permite la contratación de mano de obra de las comunidades vecinas para las labores de siembra y cuidado de los árboles que hemos plantado.

imagen-reforestacion