Con una inversión superior a los US$900 millones y 300MW de capacidad instalada, Jaguar Energy es la inversión privada más grande del sector eléctrico en la historia del país,  y uno de los proyectos de generación eléctrica privada en construcción más importantes de Centroamérica.

Al iniciar sus operaciones se convertirá en una de las principales fuentes de energía eléctrica del país  (generando alrededor de 50% más de lo que Chixoy genera en promedio anualmente), contribuyendo a la diversificación de la matriz energética y representando ahorros anuales estimados a los US$ 250 millones al sistema eléctrico nacional, durante sus primeros 15 años de operación.